festina lente

sábado, 12 de marzo de 2011

¿Chloé clonando?

Algunos hemos escuchado hasta la extenuación en nuestras clases de filosofías la dichosa y archifamosa pregunta "¿Qué fue antes, el huevo o la gallina?". Pues, queridos, de acuerdo a uno de mis profesores de filosofía, por fuerza el huevo tuvo que ser antes, así que, ya no tienen ustedes que mantener las dudas, ni comerse las uñas, ni tampoco porfiar al respecto de la respuesta en cuestión.

Eso mismo nos pasa con el caso de Mango y Chloé que a continuación les muestro. ¿Qué fue antes, Mango o Chloé? Pues, damas y caballeros, parece ser que en este caso, la barcelonesa cadena low-cost se adelantó. El verano pasado los estantes de zapatos de sus tiendas en plenas rebajas rebosaban este modelo de mil trabillas, incómodos de poner, con un tacón de cuestionable comodidad que se acerca a una cuña y que podemos encontrar en todas las tallas posibles en eloutlet de la susodicha marca.

Image and video hosting by TinyPic


Sí, yo sé que se estarán preguntando qué tiene todo esto que ver con Chloé, esa firma francesa que tan de moda lleva unas temporadas, que todas quieren llevar y que comienza a caer en el olvido y el hastío (tal y como ocurriera con Balmain unas temporadas atrás, dicho sea de paso). Pues bien, mientras servidora recorría la tarde del viernes Net-a-porter, fantaseando acerca de qué se compraría si mañana se despertara dejando de ser una pobre estudiante, se topó con estos zapatos que a algo le recordaban... Solo tuve que hacer un poco de memoria, para que a mi mente llegaran reminiscencias de los anteriormente citados zapatos de Mango.

Image and video hosting by TinyPic
No pueden negarme la evidencia, porque las similitudes son muchas y evidentes. La pregunta de"¿Quién clona a quién?" está completamente fuera de lugar, ya que considero improbable que los creativos de Chloé tengan que recurrir a pensar en los productos de temporadas pasadas de firmas como Mango. Sin embargo, ahí está la evidencia. Así que, si no quieren gastarse la friolera de los 595 magníficos euros que cuestan en Net-a-porter, por 30€ son suyos (salvando todas las diferencias salvables, por supuesto).




1 comentario:

Tere dijo...

ideal el primero, me ha encantadoo!

besitos guapisima!