festina lente

domingo, 15 de mayo de 2011

Norwegian Wood

Hace una semana, después de terminar con Bukowski y La senda del perdedor (y quedar un tanto hastiada de lo soez de Henry Chinaski, todo hay que decirlo -lo que no quiere decir que no me gustara, no me malinterpreten-), quería cambiar de género. Así, opté por literatura japonesa, nuevamente, y empecé con la estúpidamente llamada en español Tokio blues de Haruki Murakami, o Norwegian Wood, como reza su título en versión original, que seguro algunos de ustedes ya habrán leído.

Tal y como me pasó con Never let me go, el libro me ha absorbido hasta tal punto que no he podido dejar de leer hasta que he llegado al punto final. Mi tía B., quien me inició en la lectura, al tomar mi Kindle y ver que lo tenía dentro de la carpeta de mis futuribles, me dijo que lo había leído y que "bueno, no estaba mal". No obstante, a mí me ha encantado. Ahora, seguiré con Murakami y empezaré Kafka en la orilla y, lo más pronto posible, veré la película que se estrenó en el la 67ª edición del Festival de Venecia. ¡Así no hay quien estudio Historia Contemporánea y Antropología, desde luego!


4 comentarios:

Lorena dijo...

Yo me leí Kafka en a orilla, y me gustó. Tendré que darle una oportunidad a Norwegian Wood. :)

Zsé dijo...

La verdad es que no me suenan ninguno de esos libros...habrá que echarles un vistazo, entonces ^^

manolito dijo...

Me encanta como escribe Murakami, pero a mi este libro me decepcionó un poco, esperaba más. After Dark lo empece a leer y me gusto mucho los primeros capítulos, a ver si lo vuelvo a coger.

María/A cualquier otro lugar dijo...

Yo estoy con Tokio Blues, y me está gustando. El protagonista me recuerda bastante, como menciona el mismo libro, a Holden Caulfield. Cuando lo acabe, veré la peli, pero, por ahora, no quiero ver ni el tráiler, para evitar cualquier posible spoiler.

PD: Ya contarás qué tal Kafka en la orilla.

Besos!