festina lente

sábado, 11 de junio de 2011

Verano

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPic


Otro verano es posible: sin playas y sin montaña. Un verano alejado, pausado, a ritmo del sol que se levanta y que cae. Con el arrobo de la brisa del amanecer, el fuego del mediodía, la calma del atardecer y su hora azul y del murmullo de la noche iluminado por estrellas que se dejan contemplar sin contaminación lumínica alguna. Un verano en el que la arena se cambia por pasto amarillo y la brisa marina por remolinos que elevan el polvo que te obligan a sumergirte bajo el agua de pozo que se estanca en un sucedáneo de piscina enlosado de azul. Un verano en el que cambias el tumulto de las gentes por el silencio de las bestias. Días eternos de luz y calor, de helado tras la siesta y de cena iluminada por bombillas que atraen a mosquitos y polillas que pasan zumbando y tientan a los hambrientos jecos. Texas Hold'em con ginebra en vasos con más de cincuenta años, bajo un porche de madera y con la oscuridad como compañero indispensable. Paseos entre avena o sobre bicicleta por polvorientes caminos con el bañador mojado debajo de la camisa y unas zapatillas blancas que regresan ocres de la tierra. Un verano feliz en el que dormir, comer y leer son las prioridades y el silencio y la quietud las condiciones indispensables. Un verano en Extremadura. Un verano en Torremuriel.


Créditos: fotos propias

11 comentarios:

María/A cualquier otro lugar dijo...

Yo quiero un verano así. Pensaré en ello mientras estudio Derecho civil xD

Besos!

La Blonde Blafarde dijo...

Bueno, me alegro de haberte dado un lugar de evasión en esa ardua tarea que es el Derecho (sea de la clase que sea)


;D

Ophelia dijo...

Tienes una fotos de verano preciosas, di que sí, el verano no es sólo playa, cada uno lo disfruta como quiera! :)

Lorena dijo...

La última foto parece hecha en un safari. =P

Martín Eden dijo...

Escribes tan estupendamente bien, que por un momento, has sido capaz de convencerme acerca de lo maravilloso que puede llegar a ser un verano en el sur de España.
Por mi parte, últimamente encuentro demasiado tedio y desasosiego en el calor y en los dias de verano.
Aún así, me encantan tus fotografías y tu estilo.

La Blonde Blafarde dijo...

Ophelia: Como quiera o como pueda. ¡Gracias! A veces más que las fotos, hacen los paisajes ;)

Lorena: Por el salacot, pero con la camisa floreada... ¡poco! :)

Martín: Gracias por tus palabras. Yo soy una acérrima defensora del frío y el mal tiempo, pero las circunstancias me han hecho querer al verano más que a mi vida, aunque espero que pronto cambie. ;)

G. dijo...

DIOS MIO! Qué preciosidad de fotos, querría ir a todos esos sitios ;)

www.mycitymemories.blogspot.com

manolito dijo...

Tiene que ser un lugar estupendo para ver películas antiguas por las noches. Yo aqui tengo que esperar hasta la madrugada, (que ya no hay ningun tipo de ruido). Eso si, una de esas noches esta reservada para volver a ver Casablanca, es una tradición que tengo.

Tere dijo...

que me ha encantaado esta entrada, ideales e inspiradoras!

besitos!

Shared closet dijo...

Ohhhhh,,, me has recordadi a mis veranos en el pueblo! (Está cerqita de Aranda de Duero, Burgos!)
Me gustaban tanto los campos de trigo, las carreras en bici por la plaza y las callejuelas, los baños en el río... lo echo de menos!! ya casi nunca voy... me has recordado q tengo q volver sin falta!
las fotos del post, una pasada, sobretodo la ultima jiji
un besito
valen

La Blonde Blafarde dijo...

G. y Tere: ¡Gracias, me alegro de que os haya gustado! ;D

Manolito: No se pueden ver películas porque la tele es antigua y no se puede instalar TDT... Yo vi Casablanca en primero de carrera -recuerdo que la saqué de la biblioteca de la facultad- y no he vuelto a verla.Me dejo un regusto muy bueno y creo que volver a verla lo estropeará (a veces, soy un poco supersticiosa) :$

Valen: Estos entornos tienen un encanto que otros no tienen, desde luego, y nos dan unos magníficos recuerdos. ¡Gracias por pasarte! ;)