festina lente

jueves, 15 de diciembre de 2011

Born to die

El videoclip es pretencioso. Ella está sobreactuada. La música es afectada. La canción puede ser monótona. ¿Y qué? Me gustan. De hecho, me encantan, he de reconocerlo. ¿Qué puedo decir en mi defensa? Pues nada, damas y caballeros. Me declaro muy fan de Lana Del Rey (a pesar de todos los pesares) y punto. Y, sobre todo, de la escena inicial flanqueada por dos tigres de Bengala, en una iglesia barroca, coronada de rosas azules y sentada en un trono. ¡Es genial! No obstante, guárdense para la última secuencia. Luz, fuego y destrucción ya que, a pesar de todo, we were born to die

No hay comentarios: