festina lente

sábado, 7 de enero de 2012

Desayunar con fundamento

Desde hace ya algún tiempo, la comida del día que más disfruto es el desayuno. Es cuando menos culpable me siento por comer todo lo que me apetece y suelo hacerlo opípara y nutritivamente. Aún así, me doy cuenta de que pueden desayunarse mil cosas diferentes, dulces o saladas.



 Simples cereales con yogur y confitura.



 Gofres con plátano y miel (solo apto para los más golosos).



 Tortitas con confitura de arándanos.



 Mis clásicas tostadas con mantequilla y mermelada y café.


 

Magdalenas y café.



O más deliciosas tortitas.



Sin olvidar los huevos en tortilla, revueltos...



... o fritos con bacon (¿más hipercalórico?)

Eso sí, conditio sine qua non para un buen desayuno son la compañía, el lugar y la presencia del periódico, una revista o un libro, en su defecto.

Fuente: BKFST

No hay comentarios: