festina lente

sábado, 14 de enero de 2012

Le Male

No hay nada que me guste más en este mundo que ver a un hombre bien vestido, con elegancia, distinción y con un toque de originalidad. Por desgracia, el género masculino es tedioso hasta la extenuación y, encasillados en determinados estilos, viven, crecen y mueren. Por eso, abogo por que los hombres que Scott Schuman y Tommy Ton retratan en sus respectivos bitácoras se reproduzcan, se multipliquen y poblen esta nuestra tierra, con estampados irreverentes, calcetines de colores, fulares, gorros y sombreros, corbatas y chaquetas, combinados de maneras variopintas para alegría del género femenino.
Hombres del mundo que me leen: ¡anímense a ser más atrevidos con la ropa y a divertirse vistiendo!

¡Feliz sábado, queridos lectores (sean ustedes ellos o ellas)!








2 comentarios:

Lorena dijo...

No podría estar más de acuerdo, necesitamos color y variedad por el amor de Dios!

Karmen dijo...

Estoy de acuerdo contigo, aunque a veces los hombres confunden vestir bien con afeminarse... ¡Y eso no me gusta!

¡Besitos!
milowcost